El análisis de riesgos de Internet de las Cosas reduciría un 75 por ciento los ataques

Esta nueva tecnología, que supone la interconexión de elementos como electrodomésticos, webcams o routers, se prevé que alcance entre 20.000 y 30.000 millones de objetos en 2020.
Tiempo de lectura: 2 minutos

El análisis de las vulnerabilidades de los dispositivos que utilizan Internet de las Cosas y la incorporación de elementos que refuercen su seguridad reduciría en un 75 por ciento el impacto de los ciberataques, según el director de IT Security del centro tecnológico Eurecat, Gonzalo Asensio, que advierte de que esta prevención “es clave” dado que se prevé que en 2020 habrá entre 20.000 y 30.000 millones de elementos conectados a la red.

Según el experto de Eurecat, actualmente “la mayor parte de las amenazas y riesgos proceden de Internet”, por lo que “un dispositivo que utilice Internet de las Cosas debe de tener un mínimo de seguridad antes de ser conectado”.

En este escenario, las empresas deben tener “muy claro el concepto de seguridad desde el principio, en el momento del diseño de sus productos y servicios”, aplicar “buenas prácticas y recomendaciones de seguridad”, llevar a cabo auditorías de seguridad “a todos los niveles” y cifrar sus comunicaciones, según destaca el responsable de IT Security del centro Tecnio.

De acuerdo con su análisis, las principales amenazas son el Ransomware, que consiste en la infección de dispositivos con el objetivo de cifrar los datos de las carpetas y documentos solicitando dinero a cambio de poder recuperar esa información, y los ataques DDoS, que buscan colapsar la web, la infraestructura y las comunicaciones de las empresas para provocar una caída de los sistemas.

También es importante, afirma, que las empresas se protejan para evitar ataques APT, que tienen como objetivo no sólo infectar las máquinas, sino “persistir en el sistema espiando todo lo que hace y manteniéndose todo el tiempo posible sin ser detectado, ya que lo que busca es sacar beneficio económico, directo o indirecto”.

La procedencia de las amenazas son, principalmente, canales web o el correo electrónico donde, mediante una URL, “se engaña al usuario para que visite dicha web pensando que es legítima”, señala el director de IT Security de Eurecat.

En su opinión, “las empresas deben ser más conscientes del daño que pueden hacer los ciberdelincuentes e invertir en seguridad de forma preventiva, antes de resultar perjudicadas”.

A fin de combatir los riesgos, Eurecat ha puesto en funcionamiento en 2016 un laboratorio de ciberseguridad especializado en Internet de las Cosas, que supone la conexión a la red de elementos como electrodomésticos, relojes inteligentes, sensores de medición de agua, polución, coches, webcams o routers.

Otras entradas de Hernán Rodríguez

Orange adaptará servicios móviles para MeeGo

Orange ha llegado a un acuerdo con Intel para distribuir sus servicios...
Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *